Com.It.Es editorial Suma de Letras el amor es un bocado de nata Elisabetta Bagli Elisabetta Flumeri Gabriella Giacometti italiana_madrid

Reseña de “El amor es un bocado de nata” de Elisabetta Flumeri y Gabriella Giacometti

“El amor es un bocado de nata”
de Elisabetta Flumeri y Gabriella Giacometti
reseña
La novela El amor es un bocado de nata de Elisabetta Flumeri y Gabriella Giacometti nos da una panorámica sobre la sociedad en la que vivimos. Escrito de forma fluida y apasionada, es un libro que refleja la vida de una mujer, Margherita, la cual, después de haber entregado gran parte de su vida a su marido Francesco, se da cuenta de que la incomunicación entre ellos ha alcanzado niveles inimaginables. Francesco es un hombre ensimismado, que al principio la llenaba de miles de atenciones para alegrarle el vivir cotidiano. Pero, con el tiempo, todas estas atenciones habían desaparecido para dejar sitio a dos existencias que no se rozaban ni mirándose a los ojos. Un día tres acontecimientos (uno sobre todo) dieron el valor a Margherita de pasar página y alejarse del aislamiento de una vida que ya no sentía suya desde hace tiempo.
La traición del marido con su profesora de inglés fue la gota que hizo rebosar el vaso. Margherita decidió irse de Roma a Roccafitta, en la Toscana, para reencontrar a su padre, reencontrar el mundo que había dejado atrás cuando se fue a Roma junto con Francesco, y así reencontrarse consigo misma. Se llevó sus animales, sus únicos afectos verdaderos, que le hicieron compañía durante su estancia en la capital, decidida a volver a empezar de nuevo. Pero ¿cómo empezar? Margherita era una excelente cocinera y conquistó a Francesco precisamente con sus manjares llenos de fantasía y frescura, de solidez y de vida, que reflejaban exactamente el carácter dulce y, al mismo tiempo, fuerte de la mujer, por una parte niña voluble y por otra dura y decidida.
presentación al Com.It.Es en Madrid con la presencia de las autoras,
del Consejero ejecutivo del Com.It.Es y la relatora Elisabetta Bagli
Le vino la idea de volver a abrir el Restaurante de su madre, víctima de cáncer, “Da Erica”, pero se dio cuenta que era imposible porque su padre, Armando lo había hipotecado. Querría volver a dar vida a su vida y por eso tenía que buscar la manera de encontrar el dinero necesario para rescatarlo. Nicola Ravelli, un emprendedor muy guapo y fascinante, que querría adquirir gran parte de los viñedos de la campiña toscana para la producción de su vino, ya había entrado en contacto con ella, un día en que Margherita fue a cocinar a su casa contratada por Carla, su secretaria. En aquella velada la cena salió fenomenal, pero el trato entre los dos fue muy malo, así que Margherita se impuso no ir más a casa del emprendedor, ni aunque se lo pidiesen de rodillas. Ahora bien, su deseo de querer recuperar el Restaurante no le permitía otra opción que seguir trabajando para este señor adinerado y arrogante.
La historia, entre altibajos, sigue adelante y el final no lo voy a revelar aquí en esta reseña. Pero os digo que he tenido la suerte de leer esta novela en los dos idiomas, en italiano primero, y luego en español, y me ha impresionado por la soltura de la prosa de estas dos autoras. Los personajes tienen caracteres bien definidos, y son completamente afines a los que se pueden encontrar en la realidad. La temática es extraordinariamente actual, la incomunicabilidad de pareja, el arrastrar algunas situaciones hasta el final sin querer dar una última oportunidad a quien se había elegido como compañera, escuchando más los impulsos masculinos que ponen fin a una situación que se estaba apagando por si sola.
la presentación en italiana_madrid con las dos autoras
y la relatora Elisabetta Bagli
La imagen de Nicola, hombre rico y guapo que lo tiene todo, pero no el amor verdadero de una mujer, la de Margherita que quiere perseguir su sueño a toda costa sin perder la dignidad de mujer de ideas propias, las figuras que giran alrededor de estos personajes, tienen perfiles bien delineados que sólo dos maestras de la ficción italiana consiguen dibujar. Los paisajes de la Toscana, el buen vino y las sabrosas recetas italianas de siempre, pero con un toque nuevo, pintan una Italia distinta pero veraz, que proporciona el ámbito en el que se mueven las autoras en cada rincón de la novela, ya hablen de negocios, de cocina o de amor.
Es un libro que se lee muy fácilmente, y que ha conservado plenamente el mismo sentido y el mismo tenor de las actitudes de los protagonistas también en su versión española. Aconsejo su lectura a las personas que quieren pasar momentos divertidos, aprovechando para descubrir algo de Italia y de su cultura enogastronómica.
El amor es un bocado de nata… a veces lo es, y es muy bonito poder saborearlo junto a la persona que uno ama.
Elisabetta Bagli
(escritora y poeta)

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply

    NON seguire questo link o sarai bannato dal sito!